Cargando
Oct 11, 2017

Empezar con buen pie frente a un posible cliente

Una buena presentación de empresa debe ser un aliado para tus negocios.

A diario nos encontramos con que debemos y necesitamos dar a conocer nuestra empresa, negocio, producto o servicios a otras empresas del sector o a posibles clientes potenciales para continuar nuestro camino de expansión.

Sabemos que existen métodos diferentes pero algunos de los que más funcionan consisten en contactar via e-mail o concertar, mediante una llamada, una reunión presencial para exhibir directamente lo que hacemos.

Sin embargo, son tantos los aspectos que podríamos contar acerca de nuestra actividad, y hay tantos ejemplos y casos por contar, que el tiempo que nos han otorgado para explicarlo es diminuto y el factor “síntesis” es crucial para un trabajo comercial fructífero.

Si nuestra reunión es presencial, tenemos algún punto a favor (o no) respecto de la imagen que transmitimos, ya que desde que pasamos por la puerta estamos emitiendo un mensaje con nuestra forma de vestir, de saludar, de sentarnos, de hablar, etc.

Ahora bien, cuando nuestro contacto se genera vía e-mail, no tenemos la posibilidad de que nos miren a la cara, de que vean nuestros gestos, nuestra forma de expresarnos o nuestra postura, por lo que debemos dar en el blanco desde el instante en el que abren nuestro mensaje.

Aquí es donde la Presentación de empresa juega un papel primordial, ya que por sí sola será capaz de captar toda la atención del lector o, de lo contrario, podría pasar desapercibida y archivarse en “el cajón” junto a otros centenares de archivos.

El diseño de una buena presentación, y no hablo solo de la parte estética de la misma sino también de la estructura, debe lograr que quien se encuentre delante de ella, comprenda rápidamente los puntos más importantes de nuestra empresa. Debería apoyar y ayudar a presentarnos de manera amena.

Para lograr un buen resultado con nuestra Presentación (hay que estudiar cada caso en particular, porque los objetivos de las empresas pueden ser muy diferentes unos de otros aunque su finalidad sea la comercialización) hay una serie de pautas que sería interesante apuntar o recordar a la hora de organizar el contenido de la misma.

Algunos puntos básicos y claves por los que deberías pasar pueden ser los siguientes:

  • Nosotros
    Habla de vuestros inicios, vuestra historia y vuestro progreso a día de hoy. Es aquello que os hace ser quien sois. Pero debéis ser lo suficientemente sintéticos para no empezar aburriendo. Es solo una pincelada de vuestra trayectoria y filosofía.
  • Equipo
    Presenta al equipo humano que desarrolla vuestros recursos, el perfil de quienes están detrás de vuestras ideas. No es necesario señalar a cada uno con nombre y apellidos, simplemente que el conjunto expuesto ilustre el tipo de profesionales que integran la compañía.Según el caso, “humanizar la empresa” puede acercarnos más a nuestros clientes.
  • Qué hacemos
    Aquí hay que ser objetivo, ponerse también del otro lado. Muchas veces el cliente no tiene ni el mismo lenguaje ni los mismos conocimientos que vosotros, por lo que explicar de manera adecuada hará que quien esté al otro lado comprenda rápidamente a qué nos dedicamos.
  • Para quienes
    Relata alguna solución o efecto importante que hayáis obtenido para algún cliente. Describe para qué tipo de empresas has trabajado y si quieres, o consideras relevante, puedes nombrar algunas de ellas. Esto último es un arma de doble filo, ya que muchas veces no tenéis conocimiento de qué concepto tienen los demás de las empresas que se enumeran, y os puede jugar en contra.
  • Resume tu fortaleza
    Habla de dónde está vuestro punto fuerte, por qué os diferenciáis de otros que ofrecen lo mismo. Puedes contar o describir la importancia de tener a una empresa como la vuestra en la lista de sus potenciales proveedores.
  • Contacto
    Recuerda los datos de contacto. No solo un teléfono, una web y un correo electrónico (que aunque parezca mentira a veces se olvidan) sino también si tenéis oficinas en diferentes sitios, provincias o países.

Y al finalizar, da las gracias. Nunca está de más.

Es importante que todo lo que describas en la presentación sea fiel a la realidad. Nunca sabes para dónde puede ir la conversación ni las preguntas que te pueden hacer respecto de lo que presentas, así que ser realistas y sinceros es un punto recomendable.

En cuanto a la parte estética o gráfica de la Presentación de Empresa, también deberíamos tener en cuenta algunas cuestiones significativas, como por ejemplo:

  • Buena imagen global
    Debes mostrar un aspecto estético profesional, claro y limpio. Recuerda que lo que muestras es un reflejo de lo que lleváis dentro, por lo que si no os preocupa lucir bien, vuestro cliente puede interpretar que tampoco os preocupa hacer bien vuestro trabajo.
  • Mejor poco bueno que mucho malo
    A veces nos empecinamos en meter demasiados cuadros, marcos, fotos aquí y allí, para ilustrar todo aquello que podamos, pero no hay peor cosa que ver una presentación saturada de elementos, mensajes y dibujos que solo desconcentran y estorban a la comprensión.Dedícate unos minutos a seleccionar solo aquellas imágenes que colaboren con el entendimiento y con lo que quieres expresar. Todo lo demás es tontería.
  • Síntesis y con estilo
    Y por último, y no menos importante, debes lograr que la magnitud de la Presentación sea adecuada para no dejar a tu cliente con la sensación de que le has contado una película de nunca acabar.

La conclusión debería ser que mediante lo poco que has enseñado los has podido dejar impactados. Has demostrado tener una imagen profesional y han quedado con sabor a “querer más”, porque es allí donde podrás demostrarle que lo que se viene, es un buen trabajo realizado para ellos, el cual será “la guinda del pastel”.

written by Nicolás Sívori

Envía tu comentario